Encerrado en India: Día Trece

Desde mi ventana no ha cambiado mucho, un puñado de vehículos circulan en la mañana, gente pasa caminando a comprar sus esenciales, y a lo largo del día solo veo los tíos de los delivery de Swiggy o Zomato esperar les caiga trabajo, llevo casi tres semanas sin pisar la calle, el gobierno decretó hace días que ningún vehículo puede circular sin una especie de permiso, los diarios reportan puntos de control establecidos por la policía para inspeccionar los vehículos en la calle, muchas personas estaban molestas por no poder usar sus carros para ir a surtirse de víveres para la semana, las cifras de infectados y muertos siguen creciendo, en fin, más de lo mismo, por eso para lo único para lo que dejo mi habitación es para el desayuno y para hacer un poco de ejercicio, he perdido algo de peso, obviamente, pues no puedo ingerir ni la cantidad ni la variedad de productos a los que antes tenía acceso, por otro lado la frustración de no tener un lugar para entrenar jiu-jitsu ni fuerza y acondicionamiento físico podrían ser un factor, pero no lo dejo afectarme, pero entre todo este desmadre puedo rescatar cosas que me han hecho ganar en el pasado y de pronto dejé de reconocer que las hacía, solo se volvieron un aspecto más de mi vida, estos son: los rituales.

Y no, no hablo de prender veladoras o sacrificar animales o “comer el cuerpo y beber la sangre” de un ser mítico, tampoco hablo de extrañas actividades a medianoche, pero si de estructuras y pasos a seguir que se compaginan con las 24 horas del día que tenemos disponibles TODOS, hablo de por ejemplo, mi ritual para iniciar el día:

1.- El despertador suena a las 5:00AM – “Wake up and Get After It by Jocko Willink

2.- Me levanto y voy al baño, cepillarse los dientes y vaciar el tanque(IYKWIM)

3.- Pesarse (es importante para mi monitorear mi peso)

4.- Hidratarse, tomar mis vitaminas y un poco de proteína en polvo para romper el ayuno, tender la cama

5.- Sesión de estiramiento, entrenamiento de resistencia o cardio a 140-150 BPM( cuando el gimnasio estaba abierto aquí iban las pesas).

6.- 10-20 minutos de meditación, por lo general uso Headspace, aunque si no tengo acceso a la app, lo hago solo, seguido de una entrada en mi diario que llevo A MANO, un tip super util que le agarre a Tim Ferriss

7.- Desayuno: 6 huevos enteros en omelette y 2 tazas de fruta picada, con una taza de café negro, a veces dependiendo si necesitaba más carbohidratos me daba un par de rebanadas de pan tostado.

8.- Ducharse, vestirse y prepararse para el día de trabajo, aunque estoy en aislamiento no estoy en calzones frente al computador como algunos dicen disfrutar tanto, ¿quién luce como que tiene las cosas bajo control?.

9.- Ponerse al día con la comunicación familiar, amigos, o de personas relevantes, es hasta este momento que reviso mensajes, o recibo llamadas personales y checo mi correo.

10.- Estudiar, por lo general son alrededor de las 10 am, tengo una hora para estudiar, estoy utilizando Pluralsight para aprender de DevOps en este momento.

11.- Empieza mi día laboral… a partir de aquí hay otros rituales.

En fin, esto me da una estructura de que voy a hacer y cómo voy a utilizar mi tiempo desde las 5 de la mañana hasta las 11 de la mañana, no importa lo que esté sucediendo allá afuera, si hay algún imprevisto que rompe mi ritual, no importa, “Adapt, Improvise and Overcome” & “Semper Gumby”, si no me siento con ganas de salir de la cama o con ganas de hacer 100 burpees a las 5:30 AM, tampoco importa, se tiene que hacer y se hace, tampoco importa si es martes o sábado, la diferencia está en lo que voy a “trabajar”, trabajo por el que actualmente me pagan, o trabajo por el cuál me van a pagar en un futuro de algún modo, esto es: invertir en uno mismo, en mejorar nuestro skillset, en aprender cosas nuevas, o mejorar existentes, para mí puede ser mejorar mi Xguard o puede ser aprender sobre GO.

En fin, quise hacer este post, no tanto por lo que está pasando allá afuera, realmente como individuo no tengo mucha injerencia, solo tratando de reducir la cadena de contagio al mantenerse aislado y ponerme a mí y a la gente con la que tengo contacto seguido, en peligro, pero de ahí en fuera no hay mucho que pueda hacer para mejorar la situación, sin embargo el mundo sigue girando, los días siguen pasando, las horas se siguen yendo, esas no tienen piedad, a esas no les importa nada y tenemos que hacer con ellas lo más que podamos antes de que se nos terminen.

Ánimo gente, sigan adelante, que históricamente, no importa que tan oscura se vuelva la noche, eventualmente saldrá el sol, para todos.

#DiarioEsLunes

MNK

Un comentario sobre “Encerrado en India: Día Trece

Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: